lunes, 17 de marzo de 2014

Singles : Everybody (1982)

http://3.bp.blogspot.com/-iKIQGwAvyQA/USLvU0rb70I/AAAAAAAAHsg/THkb8faOmrs/s640/East+Van+Disco.jpg


«Everybody»
Madonna - Everybody logo.png
Sencillo de Madonna
del álbum Madonna
Publicación 6 de octubre de 1982
Formato 7" y 12"
Grabación Verano de 1982 en Nueva York, Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Género(s) Dance pop
Duración 6:00
Discográfica Sire y Warner Bros. Records
Autor(es) Madonna
Productor(es) Mark Kamins

"Everybody" —en español: «Todo el mundo»— es una canción interpretada por la cantante estadounidense Madonna, incluida en su álbum debut del mismo nombre. La compañía discográfica Sire Records, filial de Warner Bros., la publicó el 6 de octubre de 1982 como su sencillo debut. Fue compuesta por la cantante y producida por el DJ Mark Kamins. Madonna había grabado una maqueta de la canción con Steve Bray e instó a Kamins a tocarla en la discoteca donde trabajaba; este quedó impresionado por la canción y la llevó a Sire Records, quien le firmó un acuerdo de dos canciones. Sin embargo, después de que la grabación de los dos sencillos estuviera terminada, el ejecutivo de Sire, Michael Rosenblatt, no estuvo impresionado con la producción de la otra canción y decidió publicar solo Everybody.

Mediante la incorporación de ritmos R&B en la música y sin incluir su imagen en la portada, la mercadotecnia para la canción daba la impresión de que Madonna era una artista negra. Sin embargo, esta idea no se mantuvo mucho tiempo ya que Madonna, posteriormente, convenció a los ejecutivos de Sire de rodar un vídeo musical para la canción. El videoclip, de bajo presupuesto y dirigido por Ed Steinberg, muestra a Madonna y sus amigos en una discoteca interpretando y bailando la canción. Esto consiguió darle más promoción a la canción y a Madonna como artista.

Críticamente, la canción no recibió ningún reconocimiento y no pudo entrar en la lista oficial de los Estados Unidos, la Billboard Hot 100; no obstante, apareció en las listas de dance de Billboard. Asimismo, «Everybody» hizo que Madonna apareciera por primera vez en una revista de baile. La artista la ha interpretado varias veces en directo; la presentó durante la gira de 1985 The Virgin Tour, y ocho años después, como la canción final del Girlie Show World Tour (1993). Además, la tocó en el festival Coachella Valley Music and Arts de 2006. Por otro lado, figuró en forma remezclada en el álbum You Can Dance (1987) y en la edición de lujo del recopilatorio de 2009, Celebration.

El sencillo de 12" de Everybody no logró entrar en la lista oficial de sencillos de los Estados Unidos, Billboard Hot 100. El 25 de diciembre de 1982, la canción alcanzó el número siete del conteo Bubbling Under Hot 100 Singles.Además, tuvo éxito en las listas dance de Billboard, y se convirtió en el primer sencillo de Madonna en entrar a la Dance/Club Play Songs, al ocupar la tercera posición.Una de las primeras estaciones de radio en aceptar la canción fue WKTU, que la describió como una «adquisición importante para las listas de reproducción» en la edición del 11 de diciembre de 1982 de la revista Billboard, la cual reflejaba la lista de reproducción de la semana del 30 de noviembre.Desde su lanzamiento, el sencillo ha vendido alrededor de 250 000 copias, lo que ayudó a Madonna a conseguir su primera portada de revista. En la edición de diciembre de la revista Dance Music Report, Madonna y otra banda, Jeckyll & Hyde, fueron nominados para un premio en la categoría de ventas de una encuesta realizada a los lectores, y fue Madonna quien apareció en la portada de dicha edición.

Video Musical





Debido a que Sire Records había llevado a pensar al público que Madonna era una artista negra, el vídeo musical de «Everybody» sirvió para aclarar este error. En cuanto a la importancia de filmar un videoclip para la canción, la artista comentó: «Si no tuviera un vídeo, creo que todos los chicos en el Medio Oeste no sabrían nada de mí. Ocupa el lugar de salir de gira. Todo el mundo los ve en todos lados. Eso tiene mucho que ver con el éxito de mi álbum».Invitó a los ejecutivos de Sire Records, entre ellos a Stein y a Rosenblatt, a la discoteca de Nueva York Danceteria, donde cantó «Everybody» en la pista de baile, mientras usaba un sombrero de copa blanco y borlas. En la noche de la actuación, su amigo Haoui Montaug se encargó de presentarla al público de 300 personas. La actuación consistió de Madonna y sus bailarines realizando movimientos de baile coreografiados, fue bien recibida por el público y descrita como «una actuación disco respaldada por bailarines vanguardistas». Tras ver la actuación, los ejecutivos de Sire se dieron cuenta de que Madonna también era atractiva y ordenaron que se grabara un vídeo musical para mandarlo a discotecas de todo el país que, en ese entonces, utilizaban clips de baile.

Rosenblatt se puso en contacto con Ed Steinberg, el encargado de la Rock America Video Company, y le preguntó si no se podía tomar unas horas para grabar una de las próximas actuaciones de Madonna en la Danceteria. La idea era transmitirlo por todo Estados Unidos como promoción, para que el público se familiarizara con la imagen de la cantante y sus actuaciones. Rosenblatt le ofreció a Steinberg $1000 para el vídeo, un presupuesto bastante bajo comparado con el de artistas como Michael Jackson y Duran Duran, quienes habían llegado a gastar cifras de hasta seis dígitos. Finalmente, acordaron en un presupuesto de $1500, y se asignó a Steinberg como director. Sugirió grabarlo en Paradise Garage, una discoteca gay, en lugar de solo grabar una interpretación en directo. La actriz y amiga de Madonna, Debi Mazar, se encargó del maquillaje y formó parte de los bailarines de fondo, entre los cuales estaban Erika Belle y Bagz Riley. Durante la grabación, Mazar trajo a algunos de sus amigos, entre los cuales figuraba el grafitero Michael Stewart, para que fueran el público. A Steinberg le impresionó el profesionalismo de Madonna durante la filmación, y ayudó a mandar copias de cintas de la actuación a discotecas por todo Estados Unidos que usaban vídeos de música dance. Esta promoción ayudó a «Everybody» a dejar de ser un éxito local y convertirse en uno nacional.

El vídeo musical inicia con Madonna y sus dos bailarines bailando en una discoteca mientras que las luces parpadean en el fondo. Continúa con tomas de primer plano intercaladas de Madonna bailando, utilizando una chaqueta y joyería metálica. El autor Douglas Kellner, en su libro Media Culture: Cultural Studies, Identity, and Politics Between the Modern and the Postmodern, declaró que con su primer vídeo musical, Madonna ya estaba desplegando la moda, la sexualidad y la construcción de una imagen individual para presentarse como un objeto transgresor de las normas establecidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario